Skip to content
Featured Post

La paz depende de todos

Cada año la cifra de desplazados por conflictos armados sube de manera alarmante. Millones de mujeres, niños, niñas, ancianos y ancianas vagan por las fronteras en busca de una salvación para ellos y sus familias. Las guerras fratricidas explotan en los puntos más remotos del mundo, sobre todo ahora, con el aumento feroz del ejército del autodenominado Estado Islámico.

El Estado Islámico está siendo un problema muy serio para varias naciones del Medio Oriente, aunque los expertos han alertado que su expansión creciente y violenta pone en peligro a todo el resto del mundo, ya que su meta final es imponer el terror, en nombre del extremismo religioso. Los practicantes de la religión islámica, que los hay en todo el mundo, no solo en el Medio Oriente, han dicho que la palabra del Corán no tiene nada que ver con la violencia sembrada por el Estado Islámico. Estas acciones terroristas son una distorsión de la palabra de Alá, principal figura del culto islámico.

Como bien dicen los líderes religiosos, la paz es una meta común de la Humanidad. Los gobiernos deben cumplir su papel de representantes y defensores de los pueblos. Es por ello que los refugiados necesitan y merecen un trato amable y digno, ya que ellos son las víctimas de las guerras, no quienes las desatan. La criminalización de los refugiados es una práctica común, pero muy perjudicial para los seres humanos. Esto afecta los derechos humanos más elementales.

La instalación de campos de refugiados se ha extendido por el Medio Oriente. En estos sitios no existe suministro de agua potable, electricidad y comida fresca. Los cientos de refugiados que logran llegar allí están a merced de la ayuda humanitaria internacional.

Para que estos grupos de seres humanos puedan regresar a sus naciones, o retomen otro destino para continuar con sus vidas, es necesario que se recuperen en estos campamentos.

Un campamento de refugiados necesita la instalación de generadores electricos que provean de luz las casas de campañas … Leer mas

Bicicletas eléctricas por la ciudad

¿Alguna vez has montado una bici eléctrica http://www.2012.coop/bicicletas-electricas-el-mejor-vehiculo/? Es una experiencia muy buena, al menos en mi criterio. Antes, cuando era pequeño, me encantaba montar la bici que me regaló mi abuelo por mi cumpleaños número 10. ¿Tuviste una bici siendo pequeño? Seguro que sí, porque ese es uno de los juguetes más típicos en las casas europeas. Bueno, al menos hace dos décadas, cuando las consolas no habían creado un abismo enorme entre la generación nuestra y la de nuestros hijos. Yo le regalé una bici a mi hija Carlota hace un par de años, pero la realidad es que creo que no la ha usado más de tres veces. Por más que su mamá y yo la hemos invitado a ir al parque a usarla, a ella no le llama mucho la atención. Definitivamente prefiere su tableta o su consola. Poco a poco nuestra pequeña se ha convertido en una gamer, sin que podamos hacer mucho para revertir el asunto.
11-131120062029271
Cuando mi esposa y yo vimos que el tema de los videojuegos se convertía en un problema tomamos cartas en el asunto. Conversamos con un psicólogo para que nos orientara con respecto al tema. El doctor nos recomendó que redujéramos las horas de juego de la niña, pero sin exabruptos, sin espavientos. La idea era reducir las horas de videojuegos e ir, paulatinamente, aumentando las actividades físicas.
Al principio nos resultó un poco difícil, pues los niños realmente se enganchan muchísimo con los videojuegos y Carlota nos hizo una gran resistencia. Fue mi esposa la que tuvo la idea de desempolvar la bici que yo había comprado y olvidado hacía un par de años. Realmente yo pensaba que esa bici no existía en casa, que la habíamos regalado a la iglesia en la última limpieza que hicimos en la casa. Pero no, mi esposa Lucía es la mujer más precavida que conozco y no tiende a deshacerse de nada que crea que puede servir en el futuro.… Leer mas